Excelente No será ni la primera vez ni la última que este blog es susurrar de invitaciones. “Me duele la boca para decir” -lo que una frase como una matriz, pero no la mía, que las invitaciones no son …