Encantador El mundo del toro, se queda en el partido, y esta vez, a posteriori de la superboda de Fran Rivera y Lourdes Montes, fue el turno de la siempre discreta, Miguel Donaire Perera, que contrajo coyunda con Verónica Gutiérrez, frente a la centro de un millar de invitados en la catedral de la ciudad.